Archivo de la etiqueta: Salerno

Recordando el viaje de Raíces de Europa a “La Campania” (marzo de 2011)

VIAJE DE RAÍCES DE EUROPA A LA CAMPANIA del miércoles 23 al lunes 28 de marzo de 2011

Del miércoles 23 al lunes 28 de marzo de 2011 realizamos un precioso viaje a La Campania, que nos llevó a lugares tan excepcionales como la maravillosa costa Amalfitana, las bellísimas Nápoles y Capri, el decisivo monasterio de Montecasino, los excepcionales templos griegos de Paestum, y las indescriptibles ruinas de Herculano y Pompeya.

Un numeroso grupo de socios y amigos de Raíces de Europa salimos de Vitoria el miércoles 23 marzo rumbo a un hotel cerca del aeropuerto de Barajas, donde pasamos la noche antes de tomar el avión que el jueves 24 nos llevaría a primera hora de la mañana a Italia. A las 9:40 llegamos a Roma, al aeropuerto de Leonardo da Vinci en Fiumicino, y a las 10:30 salíamos rumbo a Herculano, donde tras un alto junto a Cassino.

A las 16:30 comenzamos la visita de una de nuestras metas más esperadas: las impresionantes ruinas de Herculano, la riquísima ciudad junto al mar Tirreno y a los pies del Vesubio, cuya violentísima erupción en agosto del 79 d. C., sepultó completamente la ciudad, que hoy día puede ser admirada en un tercera parte, sin duda excepcional.

Animo a ver algún buen documental sobre la erupción del Vesubio, como por ejemplo este excelente documental de la televisión italiana (Rai Uno):

A las 17:00 salimos rumbo a Paestum, parando a las 18:00 en el Santuario de  la Madonna del Rosario de Pompei, uno de los principales santuarios de Italia.
A las 19:00 salimos hacia Paestum, donde llegaríamos hacia las 20:00, para acomodarnos y cenar en el Hotel Meridiana.
El viernes 25 visitamos a primera hora las maravillosas ruinas griegas de Paestum, hasta las 11:00, cuando comenzamos a recorrer la indescriptible Costiera Amalfitana, que junto a sus excepcionales paisajes nos permitió admirar Salerno, con lugares tan magníficos como su Duomo di San Mateo, en cuya cripta, consagrada por el Papa San Gregorio VII en 1085, se veneran las reliquias del Apóstol y Evangelista; Sorrento, donde además pudimos disfrutar de sus famosos helados y del delicioso licor denominado “limoncello”, la espectacular Positano, colgada sobre el mar, y la bellísima Amalfi, otrora capital de la gran república marítima, donde no dejamos de admirar su magnífica catedral, en cuya cripta se venera el cuerpo del Apóstol San Andrés.
De noche nos alojamos en Nápoles, en el Hotel NH Ambassador, y ya pudimos tener una primera toma de contacto con el impactante centro histórico de la ciudad partenopea.

El sábado 26 lo dedicamos a visitar la preciosa isla de Capri y Nápoles. La mañana la dedicamos a Capri. Pudimos admirar sus bellísimos acantilados desde el mar, y recorrer su puerto, sus fabulosas panorámicas, las bellísimas ciudades de Anacapri y de Capri, visitar algunas de sus villas, casas y paisajes más espectaculares…
A las 16:30 regresamos en transbordador a Nápoles, a donde llegamos a a las 17:30, cuando comenzamos una breve e intensa visita por la ciudad, hacia Spacanapoli, el corazón de la extraordinaria ciudad.

El domingo 27, tras una bellísima panorámica de Nápoles, nos dirigimos a la sin par Pompeya, que comenzamos a visitar a las 10:00. Fueron tres horas fascinantes, que nos permitieron asomarnos a la Antigüedad romana, y al trágico y excepcional acontecimiento acaecido hace casi 2000 años, cuando el Vesubio “explotó”. Momentos inolvidables.
A las 13.00 hicimos un alto para comer, pues a las 14:30 salimos hacia Montecassino, a cuya histórica e importantísima abadía llegamos hacia las 16:30. De nuevo la historia se hacía vida ante nosotros. Recorrimos la Abadía, revivimos sus 1500 años de historia, también los trágicos episodios del siglo XX, cuando las bombas de la II Guerra Mundial estuvieron a punto de destruirla para siempre, pero renació casi milagrosamente, y pudimos admirarla, y visitar la tumba de San Benito, el fundador del monacato occidental, salvador de la herencia grecolatina e impulsor de la herencia referida y vivificada por la fe cristiana por toda Europa.
A las 18:30 salimos rumbo a Roma, desde donde, al día siguiente, tomaríamos el avión de regreso. Llegamos para cenar, y esa noche no faltó una primera visita a la Ciudad Eterna.

El lunes 28, como colofón a este maravilloso viaje, pudimos continuar admirándonos de la Urbe, la infinita Roma, y gozar de una parte de su sinigual historia, bellezay valor, entre otros lugares de la majestuosa basílica de San Pedro, sobre la tumba del Apóstol Pedro, la Capilla Sixtina y una selección de las maravillosas obras de los Museos Vaticanos, Piazza Navona y, finalmente, el Panteon.

Por cierto, aquí tenéis un video muy interesante sobre los principales edificios de la anigua Roma, cuando era capital de su gran imperio:

Tras la comida tuvimos que regresar. A las 15:15 salíamos hacia el aeropuerto, y a las 17:55 nos despedíamos de Roma e de Italia, aunque los intensos y maravillosos momentos vividos allí: Roma, la costa Amalfitana, Nápoles y Capri, Montecasino,  Paestum, Hercolano y Pompeya volverían con nosotros, renaciendo con fuerza cada vez que nuestra memoria viajase hasta esa preciosa semana de marzo de 2011.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized